• ANDRES MOYA

Descubre qué tipo de dolor tienes y cómo manejarlo

Te haz preguntado ¿ por qué sentimos dolor ? A continuación analizaremos la definición de dolor y los motivos por los que hay distintas maneras de experimentarlo en algún momento de nuestras vidas.


Clasificación del dolor


Definir el dolor ha sido siempre una ardua tarea para la comunidad de la salud, la definición actual conforme a la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP, por sus siglas en inglés), dice que se trata de “una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a un daño tisular, real o potencial, o descrita en términos de dicho daño” .


El dolor puede ser agudo y de corta duración o crónico y a largo plazo. Existen distintos sistemas de clasificación del dolor, y muchos de ellos se solapan, revisaremos las siguientes categorías de dolor:


1. El dolor nociceptivo es causado por daño en el cuerpo y actúa como función protectora. Entre los ejemplos más comunes incluyen dolor somático como dolor articular, osteoartritis, lumbalgia o lesiones deportivas y dolor postoperatorio.


2. El dolor inflamatorio se produce como consecuencia de daños en los tejidos blandos del aparato locomotor. Este tipo de dolor suele ser localizado y se define como leve o poco intenso. Es más frecuente en hombros, caderas y manos, aunque también puede manifestarse en la zona lumbar.


3. El dolor neuropático este se produce a causa de lesiones o disfunciones del sistema nervioso somatosensitivo. El dolor surge a raíz de un daño o una enfermedad que afecta a cualquier parte del sistema nervioso, con frecuencia sin que existan indicios físicos visibles. A menudo se describe como quemazón, hormigueo, dolor fulgurante o punzante. Esta clase de dolor suele aparecer días o semanas después de haber sufrido una lesión, y en oleadas de frecuencia e intensidad. En ocasiones no existe un origen claro del dolor y surge de forma espontánea.

¿SABÍAS QUE…?


Cuando experimentas dolor en el cuerpo, puede generar un impacto en tu rutina diaria. Dos tercios de las personas que dicen estar con dolor, les impide disfrutar de su día.


Causas del dolor


El cuerpo humano puede experimentar dolor por diversas razones. Los síntomas no suelen aparecer de manera aislada, por lo tanto, puede ser que haya más de un mecanismo implicado cuando sentimos dolor. Por ejemplo, la inflamación es uno de los dolores de tipo nociceptivo más frecuentes, pero también puede manifestarse en el dolor neuropático.


El dolor somático o inflamatorio aparece generalmente como consecuencia de un daño tisular producido por traumatismos repetidos, exceso de actividad o inactividad o uso inadecuado de ciertas partes del cuerpo. El dolor neuropático surge a raíz de daño, disfunción o lesión de un nervio, que por consiguiente envía señales incorrectas a los centros del dolor.


El dolor nociceptivo y el dolor neuropático pueden ser agudos o crónicos. El dolor agudo nos avisa de que nos hemos hecho daño. Por ejemplo, si nos quemamos la mano con un plato caliente. Nos dice que tenemos una lesión. El dolor agudo aparece de repente y por lo general no dura mucho.


Cuando la lesión se cura, el dolor desaparece. Por el contrario, el dolor crónico es duradero, y se mantiene durante más de seis meses, pudiendo continuar incluso después de la recuperación de una enfermedad, lesión o un daño tisular agudos.


Fuente: GSK España; MejorConSalud

EMERGENCIAS

24 HORAS

06 263 1130

099 821 9470

Síguenos