• Mape + contenidos

Prevención y tratamiento para resfriados


La mayoría de las personas habitualmente a finales o inicios de año sufren de resfriados, #InnovaTuSalud y conoce la prevención y tratamiento para evitar estas enfermedades.

Prevención

- Cubre tu boca y nariz al estornudar o toser: con un pañuelo de papel o utiliza la cara interna del codo en lugar de la mano.

- Lávate las manos constantemente: con agua y jabón o, si no es posible, con toallitas o gel de alcohol, realiza esta acción antes y después de manipular tus ojos, la nariz o la boca, de atender a una persona enferma, de comer, ir al baño, cambiar pañales, después de toser o estornudar, viajar en transporte público, volver de la calle, etc.

- Si tienes síntomas de resfriados evita: besos, abrazos, compartir vasos o cubiertos…

- Limpia con frecuencia las superficies: mesas, muebles, etc. En este tipo de superficies los virus pueden sobrevivir varios días. Es conveniente limpiar con productos de limpieza y ventilar de vez en cuando abriendo las ventanas.​

Tratamiento

No hay una cura para el resfriado común. Los antibióticos no son útiles en contra de los virus del resfriado y no deben utilizarse a menos de que se trate de una infección bacteriana. El tratamiento está dirigido a aliviar los signos y síntomas.

Las ventajas y desventajas de los remedios contra el resfriado usados comúnmente incluyen:

- Analgésicos. Para la fiebre, el dolor de garganta y de cabeza, muchas personas recurren al paracetamol u otros analgésicos leves. Usa el paracetamol por periodos cortos y sigue las instrucciones de la etiqueta para evitar efectos secundarios.

Ten cuidado con el uso de la aspirina en niños y adolescentes. Los niños y adolescentes que se están recuperando de síntomas de varicela o similares a los de la influenza nunca deben tomar aspirina. Esto se debe a que la aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco común que podría poner en peligro la vida cuando se presenta en los niños.

- Atomizadores para descongestionar la nariz. Los adultos pueden usar gotas descongestionantes o aerosoles por hasta cinco días. Su uso prolongado puede causar síntomas de rebote. Los niños menores de seis años no deben usar gotas o aerosoles.

- Jarabes para la tos. La Food and Drug Administration (FDA) y la American Academy of Pediatrics recomiendan firmemente no darles medicamentos para el resfriado de venta sin receta a niños menores de 4 años. No hay evidencia útil de que estos remedios sean benéficos y seguros para niños.

Si le das medicamentos para la tos o el resfriado a un niño mayor, sigue las instrucciones de la etiqueta. No le des a tu hijo dos medicamentos con el mismo ingrediente activo, como un antihistamínico, descongestivo o analgésico. Demasiada cantidad de un solo ingrediente puede causar una sobredosis accidental.

Remedios caseros

Para sentirte lo mejor posible cuando estás resfriado, intenta:

- Toma muchos líquidos: El agua, el jugo, o el agua de limón tibia son buenas opciones. Evita la cafeína y el alcohol, ya que pueden deshidratarte.

- Come sopa de pollo: La sopa de pollo y otros líquidos tibios pueden ser reconfortantes y suavizan la congestión.

- Descansa: De ser posible, no asistas a la escuela o al trabajo si tienes fiebre o mucha tos, o si te sientes mareado después de tomar los medicamentos. Esto te dará una oportunidad de descansar y reducirá las posibilidades de que infectes a otros.

- Ajusta la temperatura y la humedad en tu habitación: Mantén tu habitación cálida pero no muy caliente. Si el aire es seco, un humidificador o vaporizador puede humectar el aire y ayudar a aliviar la congestión y la tos. Mantén el humidificador limpio para evitar el crecimiento de bacterias y moho.

- Alivia tu garganta: Hacer gárgaras — con 1/4 o 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua tibia de 4 u 8 onzas — puede aliviar temporalmente el dolor o comezón en la garganta.

Si tú o un miembro de tu familia tienen un resfriado y los síntomas persisten, empeoran o son graves, solicita una consulta con tu médico de cabecera.

Fuente: MayoClinic, Salud360


EMERGENCIAS

24 HORAS

06 263 1130

099 821 9470

Síguenos